Psicoterapia Online | Dr. Iñaki Vázquez

Cine y Palomitas: el Placer de la Intimidad

pareja intimidad¡Buenos días! Los viernes llegan casi por sorpresa, pero eso no es nada. Lo más sorprendente es que hace un suspiro era Navidad y estábamos hablando de los propósitos de año nuevo y de pronto… ¡ya estamos en Noviembre! 

Bueno, uno  de mis propósitos del año era comenzar una colección de libros sobre el mundo de la pareja. Y aunque el año me ha seguido los talones con rapidez puedo decir que tengo el primer libro casi terminado. 

Luego viene el trabajo más “tedioso” que es el de editar, maqueta, diseñar la portada y todo lo demás, pero el grueso del texto está casi listo y creo que ha quedado francamente bonito.

En él te voy a contar todas las claves para saber si estás en la relación adecuada, o tienes que plantearte seriamente pasar página… 

¿Cuáles son esas cosas que hacen que una pareja funcione? ¿Qué lineas rojas que no debes admitir en ningún caso? ¿Cómo acertar en tu próxima relación? ¿Cómo estar segura de que estás con la persona adecuada?

Todas estas dudas que me habéis consultado por email muchas veces (sobre todo las chicas) y que creo que va a ayudar mucho a conocer más sobre las relaciones y poder conseguir la más merecida y feliz vida en pareja.

Y hoy te traigo un pequeño adelanto con el capítulo que dedico a un elemento poco conocido pero fundamental, para saber si tu relación va por buen camino. Es la intimidad. 

Te invito a leerlo porque seguramente te descubra algún aspecto que desconocías. Y no me enrollo más, ¡que me pongo a escribir y no paro! 

Te dejo con el capítulo. ¡Que lo disfrutes!

Cine y Palomitas: el Placer de la Intimidad

Me gustan las películas de suspense, esos thriller en los que la tensión se palpa en cada fotograma y no sabes lo que va a pasar en la siguiente escena. 

A mi novia, no. Le dan miedo, y entonces ella me coge del brazo y en el momento de más tensión me abraza y esconde la cara contra mi pecho hasta que el protagonista consigue escapar del peligro.

Me encantan esos momentos. Sentados frente al televisor, con la mantita, calentitos, juntos, abrazados. Me vivo tan cerca de ella. Siento que puedo confiar, que está ahí para mí y yo para ella. No existe el miedo ni la inseguridad, solo un estado de calma y profunda intimidad.

¿Te suena? Seguro que sí, que has experimentado momentos como este muchas veces con tu pareja. Es “la Intimidad”. Y como verás ahora es uno de los termómetros de que tu relación va por buen camino. 

Nota: hay más termómetros, uno de los más significativos es el sexo. Lo veremos un poco más adelante…

¿Qué es la intimidad?

intimidad pareja mayorLa intimidad es esa sensación de absoluta conexión con tu pareja. En la que te sientes segura, confiada, contenta de estar exactamente con la persona que quieres estar, en ese mismo momento y lugar.

Sabes que puedes abrir tus sentimientos y contar con sinceridad lo que quieras y que nada de lo que digas se va a utilizar para hacerte daño. Sientes que tu pareja te cuida y te respeta, que va a tratar en todo momento de recogerte en sus manos de la misma forma que lo haces tú con él.

Intimidad es placer, conexión, cercanía física y emocional. Se borran los límites entre los dos, como vivir de nuevo un enamoramiento, solo que más cortito.

La intimidad te hace recordar el vínculo que os une, y lo refuerza cada vez, recargando vuestras pilas emocionales.

Es más breve, porque no podemos estar todo el rato con esta sensación de intimidad. Se da en determinados momentos, con más o menos frecuencia en cada pareja, y en las diferentes etapas de la misma.

La intimidad tiene que ver con caricias y ternura y no tanto con el deseo sexual (aunque puede llevarte hacia él). También tiene que ver con el humor y la risa. Con los motes cariñosos y las bromas infantiles.

La intimidad no se puede forzar, surge de esa energía especial entre los dos. Pero lo que sí puedes es favorecer que aparezca y que se mantenga como parte imprescindible de tu relación.

¿Qué pasa si no tenemos esos momentos de intimidad?

Como te decía antes la intimidad es una especie de termómetro. Si disminuye o se pierde te está avisando de que algo pasa y que debes prestar atención.

Aquí te voy a describir un par de posibilidades para esto.

La primera es la más frecuente. Con el paso del tiempo, la rutina, los hijos, el trabajo, las responsabilidades… hacen que puedan perderse esos momentos de intimidad tan placenteros. 

De igual forma sucede cuando existe algún problema en la pareja: si hay un conflicto la intimidad se ve bloqueada y cuesta que surja espontáneamente.

La otra posibilidad tiene que ver con uno de los miembros de la pareja como persona. Un problema individual puede interferir también la intimidad de la relación. Me explico: un cuadro de ansiedad, depresión, un malestar emocional por motivos ajenos a la pareja, problemas de autoestima, confianza… Cualquiera de estas cosas puede ser la causa de que la intimidad disminuya o desaparezca.

Por otro lado hay personas que por su particular historia personal, sobre todo aquellas que han sido heridas en su infancia, con malas experiencias, situaciones traumáticas, maltrato… pueden desarrollar una clara dificultad para establecer este especial tipo de conexión en el que la confianza es un aspecto fundamental.

Si te ves identificada en esta situación entonces mi mejor consejo es que no dudes en iniciar un proceso terapéutico para trabajar sobre estos aspectos que te están lastrando en tu vida afectiva. Con un poquito de ganas de mejorar y la persona adecuada se pueden conseguir cambios espectaculares. ¡No lo dudes!

Chequeando tu nivel de intimidad.

Bueno, ahora que ya sabes lo que es la intimidad te invito a echar un ojo a tu relación con las siguientes preguntas.

¿Reconoces estos momentos de intimidad en tu pareja?

¿Surgen con frecuencia? ¿Crees que aumentan o que van a menos?

¿En qué situaciones se producen?

¿Cómo te sientes cuando surgen?

¿Lo hacen de forma natural en ti? ¿Y en tu pareja?

Si al repasar mentalmente estas preguntas te das cuenta de que la intimidad forma parte de tu relación de manera habitual, es un indicador de que estás en un buen lugar. 

Si por el contrario no acabas de reconocerte en esta situación placentera, ha disminuido o desaparecido de tu relación, entonces las cosas no están yendo de la mejor manera posible…

¿Cómo recuperar la intimidad?

manos intimidadComo te decía antes la intimidad no se puede forzar, pero sí poner las condiciones más favorables para que aparezca. 

Estos son los tres aspectos fundamentales:

1-Una buena comunicación: la intimidad surge de la conexión y el intercambio. Y el primer aspecto para favorecer esto es mejorar nuestra comunicación. Recuperar el intercambio de ideas, pensamientos, sentimientos, afectos. Guardar un espacio en el que confiar a tu pareja todas estas cosas y escuchar con total atención lo que te dice. 

Primer paso súper importante para desbloquear el sentimiento de intimidad.

2-¡Estar juntos!: La intimidad nace de la interacción entre los dos, y para eso hay que estar juntos. Buscar cosas para hacer que os gusten, pasar tiempo en actividades placenteras, divertidas… Compartir este tipo de momentos es abono directo para la intimidad.

3-Tratar el problema de fondo: como te comentaba, en muchas ocasiones la falta de intimidad es un reflejo de un problema más profundo en la relación. Puede también surgir porque uno de los dos tenga una dificultad personal o también por su historia pasada. 

En todos estos casos lo mejor es “atacar” directamente el problema de fondo pidiendo ayuda profesional. Posiblemente la mejor inversión para recuperar el equilibrio y el amor en la pareja. La intimidad después, vendrá por sí sola.

3+1-Mejorar la vida sexual: se puede tener sexo sin intimidad y al revés también, pero se potencian entre sí. Así que cualquier cosas que hagas para mejorarlas redundará positivamente en la otra. Y las dos son enormemente placenteras… ¡fantástico!

Bueno, ya hemos visto este tema tan interesante de la intimidad. Poco a poco vamos conociendo más características que nos indican que hemos dado con la persona que nos hace feliz y con la que pasar el resto de nuestra vida… 

¿Interesante verdad? Muy pronto te contaré más cosas sobre este libro que espero tener preparado antes de finales de enero. 

Por cierto ¿me ayudas? Me encantará tener tu opinión sobre la portada y título definitivo. Si estás en mi lista de correo te podré consultar por mail e informarte de la fecha de publicación, ofertas, enviarte otros capítulos en exclusiva y todos los detalles sobre él. (Si no estás apuntada/o aún puedes hacerlo rellenando el cuadro de más abajo).

Actualización: El libro está ya publicado y puedes conseguirlo en este enlace! 

¡Gracias!

Y nada más por hoy. Te mando un fuerte abrazo y ¡nos vemos el domingo en la Newsletter!

Deja un comentario

Consigue tu libro

BAILANDO CON LA REALIDAD: Historias sorprendentes que te emocionarán.

 

ySinEmbargoTeQuiero: Claves para que consigas la mejor vida en pareja.

¡Nuevo ebook!