Psicoterapia Online | Dr. Iñaki Vázquez

DIVÁN VS EMAIL

Diván original de Sigmund Freud

Diván original de Sigmund Freud

Gracias al cine y la televisión se popularizó la psicoterapia. Recordemos las películas de Woody Allen con sus psiquiatras neuróticos y psicoanálisis inacabables. También películas como “Vértigo” de Hitchcock, y muchas otras, que nos dejaron una imagen de la psicoterapia en la que predominaba la técnica psicoanalítica, que fue la que dominó la práctica de nuestra profesión durante buena parte del siglo XX.

Esa imagen se ha prolongado en el imaginario popular hasta nuestros días. Incluso ahora en que otras técnicas psicoterapéuticas son mucho más populares, pensamos en un diván como elemento arquetípico del proceso terapéutico, y allí tumbado el paciente. Detrás de su cabeza, sentado con una libreta en la mano, el terapeuta es una persona seria que apenas habla y se limita a hacer pequeños comentarios y anotaciones y, en los espacios de humor, a ir al baño, comer o dormitar sin que el paciente le vea…

Si bien todo esto ayudó a popularizar nuestro trabajo y sirvió a mucha gente a quitar el miedo a la psicoterapia, también dejó una imagen distorsionada de nuestra práctica que ahora empieza a cambiar.

Series como “In treatment” (“En Terapia”) muestran otra manera de enfocar nuestra profesión con terapeutas más cercanos y accesibles, lejos de las estructuras rígidas de otros tiempos. E incluso con otras herramientas: el otro día una paciente me descubría una serie basada en ¡una terapeuta online! ¡Fantástico! Al final del post os dejo el enlace.

Como sabéis, creo más en la conexión entre las personas, en la empatía, en el deseo íntimo de ser útil a la otra persona que en modelos concretos (Podéis ver este post anterior Carta a una joven terapeuta). Las herramientas para llegar al otro son para mí infinitas. Uno puede hacer terapia a través de la palabra, del dibujo o el juego (como lo hacen constantemente los terapeutas infantiles), del baile o de la expresión corporal, de la risa, a través del contacto directo o por un teléfono o videocámara. Uno puede utilizar un programa de radio para hacer terapia o un podcast o un video en internet.

Ojo, esto no quiere decir que todo vale. Sirve mientras conozcamos y dominemos la técnica, el paciente se sienta cómodo con ella y le ayude con sus dificultades. En caso contrario estaremos haciendo experimentos o perdiendo el tiempo en cosas que no son útiles para esa persona particular.

Así que hoy quiero hablaros de otra forma de terapia que es la Terapia escrita. En ella el intercambio se realiza a través de textos. Muchas personas sienten que su mayor capacidad para expresar lo que llevan dentro la tienen a través de la escritura. Es donde se sienten más cómodos y expresan su verdadero ser. Personas que en ocasiones parecen tímidas a los ojos de los demás derrochan una riqueza de emociones en un mundo interior que expresan infinitamente mejor a través de las palabras. 

Durante años he conducido grupos de terapia escrita. Funciona más o menos así: tras una breve charla se propone un tema sobre el que escribir que esté en consonancia con lo que el grupo esté elaborando en ese momento (por ejemplo, las relaciones de pareja, la autoimagen, cómo imaginamos nuestro futuro, la relación con los padres…). Una vez que nos ponemos de acuerdo hacemos una pequeña relajación. Con los ojos cerrados, desconectamos de las preocupaciones, del ruido del mundo exterior y nos centramos en nosotros mismo. Empezamos a focalizar en el tema de hoy. ¿Cuáles son mis pensamientos, recuerdos, sentimientos, reflexiones sobre él? Dejamos que nos empapen las ideas sin juzgarlas. Estamos relajados, tranquilos. Vemos como poco a poco todas esas emociones y pensamientos se canalizan a través de nuestro cuerpo, las dejamos fluir por los nervios y los músculos hasta que llegan a nuestra mano, que sujeta un bolígrafo. Entonces abrimos los ojos y nos ponemos a escribir.

Cada uno escribe todo lo que quiera, de la forma que le salga, tratando de no juzgar. No importa la estructura de las frases, o las faltas de ortografía, tan solo la expresión más libre posible de nuestros sentimientos. Después de un tiempo prefijado todo el mundo termina con su escrito. Luego por turnos, cada uno lo leerá y el texto será trabajado por el grupo con las aportaciones de todos. Creedme si os digo que las revelaciones en esos escritos son siempre enriquecedoras y en ocasiones absolutamente sorprendentes.

El caso es que últimamente he tenido la experiencia de intercambiar varios correos con las personas que me habéis contactado para terapia online a través del formulario. Y de pronto, con un par de ellas ha surgido de forma natural la posibilidad: ¿acordamos un día para vernos online o, si quieres, podemos plantear hacer la terapia por correo…? Y como en una complicidad secreta entre personas que se sienten cómodas al escribir la respuesta fue “probemos por correo a ver qué tal…”.

Y ese ver qué tal, se ha convertido en un intercambio de emails en los que la terapia se desarrolla con otro ritmo, con otra forma distinta de expresar y reflexionar, de madurar las cosas y de cambiar, pero igual o más útil porque conecta mejor con el carácter y la forma de ser de esa persona particular.

Así que mi consejo es: siéntete libre de probar con diferentes modelos de terapia, sé curioso, busca la persona o el modelo que mejor se adapte a ti. Ya no hay estándares ni terapias mejores o peores, sino terapias que nos funcionan mejor o peor. La diversidad nos hace más fuertes y las posibilidades para empezar a sentirnos mejor si lo necesitamos, son cada vez mayores. ¡A por ellas!

Como veis a mí también me gusta escribir. Me he levantado con la idea de hacer un post cortito antes de empezar a trabajar ¡y fijaos que largo me ha salido! Bueno espero que os haya gustado.

Nos vemos pronto. Hasta entonces, un fuerte abrazo.

Nota: En enlace para la serie de Lisa Kudrow sobre terapia online es este: http://www.lstudio.com/web-therapy/an-old-flame-1-of-3.html

Si te gustan los post de Mente en Positivo, déjame tu email y te enviaré resúmenes de las publicaciones. Nada de spam, solo cosas que te sirvan (y con mi ebook de regalo). Puedes hacerlo en este enlace o rellenando el siguiente cuadro:

3 comentarios
  1. Hola

    Me ha gustado mucho tu artículo, sobre todo porque mi manera personas de “sacar” mis emociones es a través de los escritos. Ahora utilizar los medios modernos con el ánimo de generar una mejor terapia me parece apropiarnos de una herramienta a la cual aún no le hemos sacado el provecho suficiente…

    • Hola Claudia, muchas gracias por tu comentario! Sí, espero que poco a poco estas nuevas herramientas permitan llegar y ayudar cada vez a más gente. Un saludo afectuoso y que tengas un excelente fin de semana!

  2. Excelente artículo me gusto muchisimo y como dices: “la diversidad nos hace más fuertes”

Deja un comentario

Consigue tu libro

BAILANDO CON LA REALIDAD: Historias sorprendentes que te emocionarán.

 

ySinEmbargoTeQuiero: Claves para que consigas la mejor vida en pareja.

¡Nuevo ebook!