Psicoterapia Online | Dr. Iñaki Vázquez

LO QUE “HANNIBAL LECTER” TIENE QUE ENSEÑARTE

Anthony Hopkins y Bryan Cranston

Anthony Hopkins y Bryan Cranston

La pasada semana se cruzó conmigo en un par de ocasiones Hannibal Lecter. Bueno, es un decir. En realidad lo hizo Sir Anthony Hopkins, el actor británico que interpretó en la ficción al famoso psiquiatra-psicópata de “El silencio de los corderos”.

Algo tienen esos personajes que resultan tan atractivos para mucha gente. Personas sin escrúpulos ni empatía que dedican su inteligencia superior a hacer el mal… Es como si de alguna forma proyectáramos algunos de nuestros instintos primitivos en ellos y nos sirvieran para descargar parte de nuestra agresividad o frustración, de una manera mucho más sana que si los lleváramos a la vida real…

Por fortuna a estos personajes rara vez nos los encontramos en nuestro día a día y a decir verdad poco tienen que ver con esos “seres” malignos súper inteligentes (la mayoría no son más listos que los demás, y su falta de empatía les hace torpes en muchas ocasiones, pero esto ya lo contaré en otro post).

El caso es que Sir Anthony Hopkins se cruzó en mi camino, mientras navegaba por internet, por una cosa diametralmente opuesta al personaje que representó.

Hopkins acababa de terminar de ver la serie de “Breaking Bad”, y había quedado tan gratamente sorprendido por la actuación de su actor protagonista Bryan Cranston que no dudó un instante en escribirle una carta para decírselo.

Una persona que ha ganado un Oscar, en un mundo de egos como es el de los actores, que no tiene el menor reparo en reconocer la belleza y el arte en el trabajo de un compañero, y además se toma la molestia de decirle cuánto le había gustado y cómo admiraba su trabajo.

Me pareció un signo de profunda inteligencia y sensibilidad.

¿Qué pasa cuándo decimos aquello bueno y hermoso que reconocemos en los demás? Solo cosas buenas suceden. Nosotros liberamos un sentimiento de amor que al momento arrincona nuestro ego y cualquier posibilidad de envidia. Y la otra persona recibe un regalo que solo va a poder florecer y engrandecerle como persona.

Los dos crecen. Gratitud.

Salgo el otro día a hacer un recado. Me paro en una cola. Llega una mujer mayor que se pone detrás de mí: “¿Es usted el último?”. Me sonríe y pienso. ¡Qué sonrisa más bonita! No lo dudo un instante. La miro y le digo: “Sí, soy el último. Por cierto, tiene usted una sonrisa preciosa”.

No miento, ella lo sabe, yo lo sé. Gracias, me dice. Sonreímos. Yo me siento feliz. Ella se siente feliz.

Dónde van los besos que no damos, los te quieros que no decimos, los halagos que guardamos, las caricias. Por favor, piénsatelo antes de guardarte para ti algo hermoso que puedes compartir con los demás.

Y si te cuesta, aquí te dejo la carta de Anthony Hopkins a Bryan Cranston para que te pueda servir de inspiración…

Estimado señor Cranston,

Como quería escribirle este correo, me puse en contacto con Jeremy Barber, ya que ambos somos representados por UTA (United Talent Agency). Una gran agencia.

Acabo de terminar una maratón de BREAKING BAD -desde el episodio uno de la primera temporada hasta los últimos ocho capítulos de la sexta.

Descargué la última temporada de Amazon. Fueron en total dos semanas de visión adictiva.

Nunca había visto algo así. ¡Brillante!

Su performance como Walter White fue la mejor actuación que vi en toda mi vida. 

Sé que hay mucho humo y basura enfermante en el negocio, y un poco he perdido la esperanza en todo.

Pero este trabajo suyo es espectacular, absolutamente deslumbrante. Lo extraordinario es el poder puro de cada uno en toda la producción.

¿Cuántos fueron?, ¿cinco o seis años de trabajo? Cómo los productores -siendo usted uno de ellos-, los escritores, los directores, los camarógrafos… cada departamento logró mantener la disciplina y el control desde el comienzo hasta el final, fue -esa palabra tan gastada- formidable.

Lo que comenzó como una comedia negra descendió a un laberinto de sangre, destrucción e infierno. Fue como una gran tragedia jacobina, shakesperiana o griega.

Si alguna vez tiene la posibilidad, ¿podría por favor hacerles llegar mi admiración a todos: Anna Gunn, Dean Norris, Aaron Paul, Betsy Brandt, R.J. Mitte, Bob Odenkirk, Jonathan Banks, Steven Michael Quezada? Todos, todos dieron clases maestras de actuación. La lista no tiene fin.

Gracias. Esa clase de trabajo artístico es exótico y cuando, una vez cada tanto, ocurre, como en este trabajo épico, restablece la confianza.

Usted y todos en el elenco son los mejores actores que he visto en mi vida.

Eso puede sonar como puro humo. Pero no lo es. Es casi medianoche en Malibú y me siento compelido a escribir este correo.

Felicitaciones y mi respecto más profundo. Usted es verdaderamente un gran, gran actor.

Saludos cordiales,

Tony Hopkins.

Hermoso, ¿verdad? En el post del viernes te escribiré otra cosa sorprendente de Anthony Hopkins y que me ha inspirado para una nuevo post.

Si quieres estar al tanto de las nuevas publicaciones no dejes de apuntarte en la lista de correo haciendo click aquí (no mando spam, solo cosas que te puedan servir e inspirar).

¡Ah! y si también has visto Breaking Bad, puedes mirar este post sobre la serie que escribí hace algunos meses. “Breaking Bad: Diagnóstico Psicológico Esdrújulo de los Personajes”. Que lo disfrutes. Un fuerte abrazo y ¡feliz día!.

4 comentarios
  1. Gracias!Es muy cierto lo que decis.Y yo tengo que practicarlo mas!

  2. De acuerdo con el mensaje de tu post, Iñaki, como casi siempre. Yo añadiría una apreciación personal que también habla de Hopkins en este caso, y creo que de quienes manifiestan en voz alta algo bueno de otro, en general: “Sólo los semejantes se reconocen entre sí”. Es un aforismo clásico, pero no recuerdo el nombre de su autor. Un hombre sabio, eso está claro.

    Gracias por refrescarnos la memoria a todos, siempre en sentido constructivo. Un saludo.

    • Gracias de nuevo Mariangela por comentar. Y por el bonito aforismo, que me apunto. Pasa un estupendo día!

Deja un comentario

Consigue tu libro

BAILANDO CON LA REALIDAD: Historias sorprendentes que te emocionarán.

 

ySinEmbargoTeQuiero: Claves para que consigas la mejor vida en pareja.

¡Nuevo ebook!