Psicoterapia Online | Dr. Iñaki Vázquez

NO TE QUEDA MÁS REMEDIO QUE ESTAR INCÓMODO…

Ilustración original de Laura. Pigmalio Ilustration.

Esta ha sido una semana muy especial para mí. Si leíste mi último post (puedes verlo aquí), sabrás que uno de mis objetivos de los últimos días era colaborar con otros blogs que estén haciendo cosas que te ayuden a sentirte mejor, a crecer como persona.

El martes tuve la suerte de publicar mi post “12+1 razones por las que mi terapeuta mola más que el tuyo” en Psicocode, y el pasado miércoles escribí para “El mono 101”.

Tras este extraño nombre (luego te contaré de dónde viene) se esconde un bonito proyecto de Josep López, Josep Carrizo e Ivette Gutierrez, basado en esta premisa:  

Todo cambio importante en la sociedad empieza dentro de uno mismo, es decir, que la Humanidad mejorará si todos y cada uno de nosotros mejoramos como personas y seres humanos. 

El nombre surge de La leyenda del mono 101, que viene a decir que si un número suficiente de personas actúa con conciencia, responsabilidad, respeto y amor verdadero por los demás, este comportamiento se extenderá “automáticamente” al resto de la humanidad.

Así que ellos tres, y más colaboradores (entre los que ahora me incluyo) comparten contenido interesante y útil que abarca temas tan sugerentes como Conciencia, Mente, Ejercicio, Economía, Meditación, Relaciones

Cuando esta semana escribí el post, con el título que ves arriba “No te queda más remedio que estar incómodo”, pensé en Josep y “El Mono 101” y se lo envié. El post es una reflexión sobre la necesidad que tenemos de expandir siempre un poquito nuestros límites, para evitar que se encojan.

Josep, que entre otras cosas es coach literario (aquí tienes su página que te recomiendo si te dedicas a escribir) me dijo que le había gustado mucho, pero que me sugería cambiar el título por el de “O creces o menguas”.

Cuando alguien que ha asesorado en sus libros a Alex Rovira te da un consejo de escritura, solo puedes agradecérselo… Así que el miércoles, con este nuevo título y una preciosa fotografía, me estrené como un nuevo “primate” en “El mono 101”.

Puedes ver el resultado haciendo click aquí: 

“O CRECES O MENGUAS”

Y antes de terminar te transcribo aquí la historia del famoso mono 101 en palabras del propio Josep López. ¡Que la disfrutes!

Cuenta una leyenda moderna que a principios de los cincuenta un grupo de investigadores se instaló en una isla del Japón para estudiar a unos peculiares macacos, conocidos como “macacos de cara roja”.

Los investigadores acudían cada mañana a la playa donde vivían y observaban su comportamiento. Un día, uno de los científicos les lanzó el corazón de una manzana que acababa de comerse. Los macacos se abalanzaron y, aunque estaba rebozada de arena, la devoraron en un segundo.

Al día siguiente, viendo que les gustaban las manzanas, los investigadores les tiraron unas cuantas. Los macacos acudieron y se las comieron al momento, poniendo caras muy cómicas mientras masticaban la fruta mezclada con la arena de la playa.

La práctica de lanzar manzanas a los macacos se convirtió en algo cotidiano. Un día, una de las manzanas se fue rodando hasta el mar y un macaco más rápido que el resto la sacó del agua y se la comió. 

Lo curioso fue que al día siguiente el mismo macaco agarró una manzana que había caído en la arena, se acercó al agua, la lavó y se la comió. Los demás lo observaron con curiosidad mientras masticaban sus manzanas rebozadas.

Aquel día los investigadores, sorprendidos por el comportamiento del macaco, llamaron a unos colegas de una isla cercana que hacían un estudio similar y les contaron lo sucedido.

Durante los días siguientes otros macacos de la colonia imitando al primero, empezaron a lavar las manzanas en el agua del mar antes de comérselas. Cada día se sumaban uno o dos macacos nuevos de manera que al cabo de unos días la mayor parte de ellos había convertido esta práctica en habitual.

El día en que los investigadores hicieron cuentas y vieron que eran ya 100 los monos que lavaban la fruta antes de comérsela, recibieron una llamada por radio de sus colegas de la otra isla.

Se quedaron de piedra cuando, entusiasmados, les contaron que un mono de la otra colonia, al que después bautizarían como el mono 101, y que no había podido tener contacto alguno con sus compañeros de la isla vecina, había empezado a lavar la fruta antes de comérsela…

Nada más por hoy. Te deseo un excelente viernes y ¡nos vemos el domingo en la newsletter! (¿aún no estás apuntado?… Haz click aquí).

Si te gustan los post de Mente en Positivo, déjame tu email y te enviaré resúmenes de las publicaciones. Nada de spam, solo cosas que te sirvan (y los dos regalos de bienvenida). Apuntarme a la lista.

Deja un comentario

Consigue tu libro

BAILANDO CON LA REALIDAD: Historias sorprendentes que te emocionarán.

 

ySinEmbargoTeQuiero: Claves para que consigas la mejor vida en pareja.

¡Nuevo ebook!