Psicoterapia Online | Dr. Iñaki Vázquez

PSICOLOGÍA PARA COACHES ¿HAS PENSADO ALGUNA VEZ EN HACERTE DAÑO? CÓMO EXPLORAR LAS IDEAS DE SUICIDIO

lonely_bench_1_by_mezuss-Empezaré este post con la siguiente frase: es fundamental que todos los que nos dedicamos a ayudar a otras personas sepamos preguntar sobre las ideas de suicidio.

“Pero Iñaki, ¿qué estás diciendo? ¿cómo le voy a preguntar eso a alguien? Si además yo no trabajo con pacientes graves. Ese un tema muy delicado que es para los psiquiatras como tú, o los psicólogos… “.

Sí, ya lo sé. Puede que por tu actividad habitual la gente que acude a pedirte ayuda no te plantee dudas sobre este tema. Pero quizá que en algún momento veas a alguien que te haga pensar que tiene este ideas en este sentido. Y aquí es importante que estés abierto a explorarlo para actuar de la mejor manera posible.

¿Asusta un poco, verdad? A mí también me pasaba cuando estaba aprendiendo mi profesión. Pero no te preocupes. No tienes que ser un experto, ni nada por el estilo. Tan solo conocer algunas claves que te van a ayudar a dar un salto cualitativo y la posibilidad de, si se diera el caso, evitar un problema mayor.

Así que si estás en contacto con personas que te piden ayuda para mejorar su vida, eres orientador, coach, trabajador social, gestor de liderazgo, motivador, terapeuta de cualquier disciplina u orientación, recursos humanos… creo que este post te puede resultar muy útil.

Vamos por partes. Primero. ¿Ante qué personas debo plantearme preguntar el tema del suicidio? Es en aquellas en las que observemos cosas como las siguientes.

-Se muestran abiertamente deprimidos, abatidos, sin ganas de nada.

-Nos dicen que están muy tristes, que no ven sentido a las cosas (recuerda: a veces se está deprimido sin estar triste, ver este post anterior).

-Dicen que a veces piensan en desaparecer, terminar con todo. “Ojalá me durmiera y no me despertara”…

-Nos mencionan el tema de la muerte, el suicidio, hacerse daño… en algún momento.

-En cualquier persona que, aunque no nos diga nada especial, pensemos que puede pensar en morir o en hacerse daño.

Y ahora la parte difícil. ¿Cómo se lo preguntamos? Hay muchas maneras de hacerlo pero te diré la más sencilla de todas y que es a la que debes recurrir si no se te ocurre otra alternativa. Es esta:

“Perdone si puedo parecer un poco brusco con esto pero, ¿alguna vez ha pensado en la muerte o el suicidio como una solución a su malestar?”

Y ya está. No pasa nada. Bueno, miento, sí pasa. Pasa que si la persona no ha tenido estas ideas nos dirá que no. Y no se molestará. Al contrario. Sentirá que está con alguien que se preocupa por él y que está dispuesto a hacer preguntas incómodas si hace falta, para ayudarle. Y la confianza en ti y en tu trabajo como profesional crecerá.

Y si por el contrario te dice que sí, que alguna vez ha pensado en el suicidio, se sentirá profundamente aliviado de poder contárselo a alguien y agradecido de que le hayas preguntado.

Así que ya ves que no debes tener miedo o reparo en preguntar con sinceridad sobre este tema porque sea cual sea la respuesta será para bien.

Entonces, si nos dice que sí, ¿qué debo hacer? Bueno a veces puede ser un sí o alguna respuesta ambigua del tipo: “No he pensado en hacerme daño, pero sí en desaparecer”, “ojalá me pillara un coche y así acabaría todo”… Es mejor pasarse de prudente que quedarse corto. Ante la mínima duda, aconséjale que acuda lo antes posible a su médico, psicólogo o psiquiatra que se encargarán de hacer una evaluación en mayor profundidad y de tomar las acciones que se necesiten.

Tú puedes estar completamente satisfecho de haber ayudado a alguien, quizá más de lo que esperabas.

Hay muchas cuestiones y matices en torno a este tema que os hubiera querido contar, pero se me hace muy largo el post. Quedaos con el mensaje de que ante la duda, preguntar, con delicadeza pero abiertamente. Y si la respuesta también ofrece dudas, enviad a la persona al profesional adecuado para que tome las medidas oportunas. ¡Gracias por hacerlo!

Como digo pueden surgir muchas dudas en torno a este tema. Me ofrezco a contestarlas en los comentarios, en los que os invito a participar con vuestras experiencias, que seguro ayudarán a otras personas. Difundid el post también si creéis que puede ser útil a más gente.

¡Un abrazo a todos y buen fin de semana!

2 comentarios
    • Gracia a ti Alberto por tu comentario. Sí, solo desde el corazón podemos de verdad contactar con el otro y aliviar sus problemas. Un fuerte abrazo!

Deja un comentario

Consigue tu libro

BAILANDO CON LA REALIDAD: Historias sorprendentes que te emocionarán.

 

ySinEmbargoTeQuiero: Claves para que consigas la mejor vida en pareja.

¡Nuevo ebook!