Psicoterapia Online | Dr. Iñaki Vázquez

Ser Infiel es “Normal” (Vale, y ¿Cómo Superarlo si te Pasa?)

Terapia de pareja online¡Pues sí que empezamos bien este viernes! Iñaki, ¿pero cómo dices eso de que la infidelidad es “normal”?… Me explico.
 
Atendiendo a las estadísticas y siendo benevolentes, te sorprenderá saber que ¡al menos el 50% de las personas ha sido infiel a su pareja en alguna ocasión!

Sí, y esto es tanto hombres como mujeres (aunque la idea general es que lo hombres son más infieles, las estadísticas nos equiparan en este aspecto).

Pero escucha, normal o habitual en términos estadísticos no quiere decir “bueno” o positivo. Porque como podrás intuir una infidelidad es una de las cosas más destructivas que le puede suceder a una pareja.

Y es por ello que es de las causas más frecuentes por las que me consultan buscando orientación para superarla adecuadamente.

En nuestra cultura, la fidelidad es un pilar fundamental de unión en las parejas, y cuando se ataca nos encontramos casi inevitablemente con una crisis en el que se va cuestionar la continuidad de la misma: la confianza está rota y no sabemos si seremos capaces de recuperarla o no…

Después de muchos años de experiencia guiando a parejas para superar sus dificultades, puedo ofrecerte algunas ideas que sin duda te ayudarán si te encuentras en esta difícil situación.

Aquí van:

-El concepto de fidelidad varía entre las parejas. Ten muy claro para ti qué es un comportamiento admisible y cuál no lo es, y transmíteselo a tu pareja. 

Un tonteo una noche, una relación por whatsaap, un beso con otra persona, quedar a charlar con un amigo o amiga sin decírselo a tu pareja… para muchas personas esto es una infidelidad, mientras que para otras el límite lo marca la relación sexual.

-Aunque sea difícil de creer en el momento en el que descubres una infidelidad, tienes que saber que se puede superar. Muchas parejas lo consiguen e incluso, si hacen bien el proceso, pueden llegar a salir reforzadas de esta crisis. 

Pero para esto hay que hacer muy bien las cosas. Y entre ellas es importante que…

-El que ha cometido la infidelidad debe ser totalmente sincero con lo que ha sucedido. Engañar, mentir con las fechas, minimizar las cosas… etc. solo consigue que más adelante todo sea peor. El engañado merece que se le respondan a sus dudas de una manera honesta y sincera.

-Si has sufrido el engaño vas a pasar casi con toda seguridad por un terremoto emocional”, difícil de controlar.

Puedes sentir ira, pena, desesperación, rabia, pero también momentos de atracción y cercanía, incluso intimidad sexual, y todo ello en pocos días. Es normal y conviene que no tomes decisiones demasiado extremas en estos primeros momentos.

-Es importante que se corte toda la comunicación con la “tercera” persona por parte del que ha sido infiel. La experiencia me dice que esto no siempre se puede (p.e. en el caso de compañeros de trabajo, o vecinos de un pueblo pequeño) pero siempre hay que demostrar una firme voluntad de no volver a contactar con esa persona

-En muchas ocasiones puedes caer en la tentación de hacer un “falso cierre” de la crisis. Hacer como que no ha pasado nada o que ya está perdonado, quitarle importancia y volver a la rutina. No suele funcionar, ya que el dolor tapado surgirá de forma inevitable, hasta que lo resolvamos adecuadamente.

-Es importante ser muy honestos. ¿He sido infiel porque ya no quiero a mi pareja? ¿Quiero luchar por seguir juntos? 

-Y por su parte, el que ha sufrido la infidelidad debe preguntarse: ¿Soy capaz de perdonar algo así, o por el contrario sé que nunca lo podría hacer? Si sientes que ese daño no es reparable de ninguna manera (por tus creencias, valores…) entonces quizá no sea posible la reconciliación.

-Si deseas continuar en la relación, antes o después va a hacer falta que tu pareja te pida sincero perdón y que repare el daño en la forma en la que consideres adecuada.

-Por mucho que la relación estuviera previamente mal, el que ha roto el pacto de fidelidad es responsable de haberlo hecho. Muchas personas se escudan en una mala relación previa o un una vida sexual muy deteriorada, para justificar en parte su infidelidad. No es excusa. Esos problemas deben abordarse de forma directa.

-Y es por esto que en muchas ocasiones, pasada la situación más aguda, puedes descubrir que necesitáis cambiar algunas de esas cosas de la relación que ahora te das cuenta, no estaban funcionando bien. Esto es lo que hará que se pueda salir reforzados de la crisis y con los cimientos más sólidos para el futuro.

-No hay que desdeñar la posibilidad de una separación temporal, hasta aclarar los sentimientos y pensamientos. Aunque da un poco de miedo, puede ser una buena herramienta.

¿Hay amor? ¿Todavía nos queremos? Entonces la reconciliación es posible. Si no lo hay, empeñarse en aclarar las cosas solo nos puede traer más daño.

-La confianza tarde en recuperarse. Hace falta tiempo, paciencia, pero también la voluntad de querer volver a confiar. Cuidado con alimentar demasiado los pensamientos, dudas y obsesiones… 

La terapia de pareja es una opción y bastante buena. Si tienes la posibilidad de que alguien te ayude y te guíe en una situación así, las posibilidades de éxito se multiplican, en mucho. El proceso será más rápido, menos doloroso y más seguro de llegar a buen puerto.

¿Hasta donde debo preguntar? ¿Cómo  debo disculparme? ¿En que forma hay que reparar? ¿En qué momento volver a confiar? ¿Qué cosas funcionaban mal antes de la infidelidad? ¿Cómo cambiarlas? 

¿Sería bueno para nosotros una separación temporal? ¿Se lo debemos comentar a alguien más? ¿Y si tenemos hijos?

Estas preguntas son en ocasiones muy difíciles de responder desde dentro, pero un terapeuta experto puede fácilmente orientarte desde su posición de observador.

En mi caso, todas las semanas ayudo al menos a una pareja que está pasando por una crisis tras una infidelidad y te diré que en no demasiado tiempo (no te puedo mentir, es cuestión de unos meses, no de semanas) puede sentirse que se recupera la unión y la confianza en la relación, y salir reforzados.

Si fuera tu caso te animo sinceramente a consultar a un experto. Y si te animas a hacerlo conmigo  creo que te podré guiar como a muchas otras personas en este camino. Puedes hacerlo fácilmente en este formulario o mandándome un mail a contactar@menteenpositivo.com.

Y nada más por hoy. Espero que te haya gustado el post del viernes. Si has pensado en alguna persona a la que le pueda ayudar leerlo en este momento, por favor no dejes de compartirlo. ¡Gracias por seguir la cadena!

Te mando un fuerte abrazo y ¡nos vemos en la newsletter del domingo!


Si te gustan los post de Mente en Positivo, déjame tu email y te enviaré resúmenes de las publicaciones. Nada de spam, solo cosas que te sirvan (y los dos regalos de bienvenida). Apuntarme a la lista.

 

Deja un comentario

Consigue tu libro

BAILANDO CON LA REALIDAD: Historias sorprendentes que te emocionarán.

 

ySinEmbargoTeQuiero: Claves para que consigas la mejor vida en pareja.

¡Nuevo ebook!