Psicoterapia Online | Dr. Iñaki Vázquez

TERAPEUTAS IMPOSIBLES: ARNOLD SCHWARTZENEGGER Y JORGE JAVIER VÁZQUEZ

Schwarzenegger Jorge Javier Vazquez¡Buenos días! Ya es jueves, 17 de mayo ¿cómo va la semana? Espero que muy bien. Casi 40 grados aquí en Madrid, ¡se derriten las aceras! Y para colmo he tenido una terapia online con Andrés, que vive en Londres y está con un estupendo tiempo primaveral. No ha dejado de repetírmelo y contarme lo bien que se encuentra.

Y aunque me estaba dando mucha envidia me ha gustado escuchar que se encontraba “muy bien”, porque hace poco tiempo estaba pasando por un mal momento. Había tenido algunas dificultades desde su llegada a Londres hace apenas un año. Se había juntado con un problema en el trabajo (un error por inexperiencia le había costado una bronca de sus jefes), y para colmo su pareja, que se había quedado en Barcelona, le comunicaba que no quería continuar con la relación.

En fin que Andrés se encontraba bastante afectado, con la sensación de no saber qué demonios hacía en Londres mientras su novia le dejaba, y la autoestima muy bajita debido a esto y a su problema laboral. Nunca había consultado a un terapeuta antes, pero cuando se puso a llorar de improviso en un Starbucks y tuvo que salir a tomar aire porque pensaba que le estaba dando un infarto, decidió consultar.

Y aquí viene la magia de la terapia online y porqué me tiene enamorado. De pronto alguien que se encuentra en un país distinto al suyo, con otro idioma, otra cultura y que necesita consultar un tema íntimo con un profesional, puede hacerlo de forma casi inmediata a través de la ventana de su ordenador. Y la satisfacción para mí de poder ayudar a alguien a quien de otra forma nunca hubiera conocido, es máxima.

Tras un par de emails concertamos una cita y vi a Andrés en su pequeño apartamento de Londres contándome sus momentos difíciles, su sensación de vacío e indefensión tras romper con pareja, su sentimiento de baja autoestima en el trabajo, y cómo ahora sentía ansiedad y lloraba sin quererlo en cualquier sitio.

Andrés y yo nos caímos bien. Me dijo que se había sentido a gusto y que le había ayudado mucho poder consultar conmigo y saber que lo que le pasaba era algo normal dadas sus circunstancias. (Sobre todo comprender que no le estaba dando un infarto sino que era la ansiedad la que le producía esa sensación). Acordamos una psicoterapia de apoyo durante las siguientes semanas y le puse algunas pautas y tareas para que fuera haciendo. Además de su situación actual aprovecharíamos para cambiar algunas cosas de su carácter con las que no se encontraba bien.

Y así lo hicimos. Nos estuvimos viendo cada semana al principio y luego, a medida que fue mejorando, cada 15 días.

Hoy ha sido una cita de control, de pequeños ajustes y para reforzar todo lo que ha conseguido en los últimos meses, que ha sido mucho. Le he preguntado qué cosas le habían servido y me ha sorprendido con un par de reflexiones que ahora quiero compartir con vosotros:

“Iñaki, aunque no lo creas me ayudaron mucho unas palabras que me dijiste de Schwarzenegger y Jorge Javier Vázquez”.

Y he debido poner una cara un poco rara porque Andrés se ha reído al otro lado de la pantalla.

“Te explico. Una vez me dijiste que Schwarzenegger defendía que todo lo que le pasaba le servía para aprender. Las cosas negativas estaban puestas en su camino para enseñarle algo y que si aceptaba la lección que le traían, le hacían más fuerte. Por eso con frecuencia agradecía sus errores porque le enseñaban a ser mejor. Y cuando miré de esa forma mi fallo en el trabajo, dejé de machacarme. Muy pronto empecé a sentirme mejor. Aprendí y seguí adelante”.

“Y Jorge Javier Vázquez me ayudó con mi ruptura sentimental. Contaba, que un día, estando desolado tras romper con su pareja, mientras lloraba y se compadecía de sí mismo, su mejor amiga que le consolaba le miró con expectación y le dijo: ¿Y quién es el que vendrá ahora a tu vida? Entendí de pronto que estaba centrado en lo que había perdido, como no podía ser de otra manera en plena ruptura, pero que después, después de superarlo, habría alguien nuevo e ilusionante que iba a entrar en mi vida, y yo estaría allí dispuesto a recibir esa nueva sorpresa de la vida”.

Nos hemos sonreído un rato compartiendo este momento de “terapeutas insospechados”. Y yo estoy contento por él que está tan bien, pero también un poco apenado porque ya pronto le voy a dejar de ver. Por suerte estaremos a golpe de click si vuelve a necesitarme, y yo le he dicho que le llamaré si preciso de inspiración para un nuevo post.

Al terminar ha vuelto a darme envidia con la excelente temperatura de Londres y nos hemos despedido con un abrazo virtual. No te lo he dicho antes pero ¡gracias Andrés por compartir tu experiencia con todos!

NOTAS:

Con frecuencia utilizo frases inspiradoras o anécdotas de otras personas en la terapia si creo que pueden ayudar en una determinada situación. A veces sirven un poco, pero a veces son las palabras que esa persona necesita oír y prenden en su mente como la chispa que genera un cambio. Todos tenemos una historia que puede ayudar a los demás. No la guardes para ti.

Para los que me leéis fuera de España, Jorge Javier Vázquez es un conocido presentador de televisión. Con frecuencia comenta que ha hecho terapia en algún momento de su vida y cómo le ha servido. Jorge Javier, tus palabras en televisión tienen mucho poder para ayudar a otras personas. ¡Úsalo sabiamente!

Andrés no es su nombre verdadero, claro, pero sí vive en Londres y se va a reconocer enseguida cuando lea el post. Te mando un fuerte abrazo.

Ayer estuve en la radio en la cadena COPE hablando sobre la dificultad de las relaciones a distancia, que en parte ha sufrido Andrés al marcharse a Londres a trabajar. Si quieres escuchar la entrevista pincha aquí: Relaciones a distancia y terapia online con Iñaki Vázquez.

Me gusta el concepto de dejar las cosas marchar cuando es su momento y luego abrir los brazos para recibir. Escribí este post hace un tiempo y que tuvo mucha aceptación: La importancia de aceptar las cosas tal y como son: Aprender a dejar ir.

Y nada más por hoy que me he extendido un montón. Voy a ver que temperatura hace a ver si ha bajado un poco… ¡37 grados! ¡Qué calor!

6 comentarios
  1. Hola Iñaki
    Sigo tus escritos asiduamente, pues me aportan muchas reflexiones.
    La calidez y cercanía de tu estilo me parecen geniales, pues es esa sintonía la que los terapeutas debemos crear en nuestro trabajo con las personas que sufren y acuden a nosotros, eso ya es terapéutico en si, y podría ampliarse a otras profesiones en las que el cara a cara es la base.
    Para finalizar, darte un poco de envidia también, pues aquí en la sierra hace mejor temperatura y a modo de chascarrillo, observarte que: ” que por mayo era por mayo cuando hace la calor” aunque ya estamos en julio.
    Un abrazo con cercanía

    • Gracias Alberto por leer mis post y tomarte el tiempo de comentarlos! Me alegra que te gusten. Cuando empecé el blog dudé un poco respecto al “tono” que darle: más o menos serio o profesional, o desenfadado… Pero al final pensé, “exprésate como tú eres”, y creo que al final es lo que más llega a las personas.
      Respecto a lo que dices de la empatía y cercanía en terapia, sin duda cada vez creo más que es el elemento fundamental de toda relación terapéutica.
      Y sí, me das envidia con lo de la sierra, así que probablemente este fin de semana suba a pasar el día a las piscinas de Cercedilla!
      Un abrazo con mucho cariño

  2. Que inspirador, y buen mensaje

    • Gracias Victoria por tu feed-back, me alegro que te guste. Feliz domingo!

  3. Estimado Iñaki aunque no soy muy simpatizante de los personajes públicos que citas, sin juzgar sus “campos de minas” y aludiendo solo al personaje creado en los Medios… Tengo que decir que hablar contigo y tenerte de referente es un regalo del cielo y así lo constato cada vez que te leo por diferentes medios desde donde acudo a ti y siempre estás ahí de forma desinteresada. Un pena no tenerte de Terapeuta. Vales mucho por lo que dices y lo que haces de forma coherente y congruente, centrado en la persona. Ojalá tod@s los Psiquiatras tuvieras esta sensibilidad. Un abrazo, ah me quedo con el amor que vendrá… espero… vivo sin vivir en mi y tan alta vida espero que muero porque no muero. ST

  4. Muchas gracias José Luis por tus palabras. Me animan a seguir ayudando y aportando contenido que pueda servir a todos.
    Un placer para mí poder echarte una mano cuando he tenido la ocasión 😉
    Te mando un cariñoso abrazo y sí, ese amor vendrá seguro…

Deja un comentario

Consigue tu libro

BAILANDO CON LA REALIDAD: Historias sorprendentes que te emocionarán.

 

ySinEmbargoTeQuiero: Claves para que consigas la mejor vida en pareja.

¡Nuevo ebook!