Psicoterapia Online | Dr. Iñaki Vázquez

¿TIENES ANSIEDAD Y NO LO SABES? CLAVES PARA DESCUBRIRLA Y TRATARLA (EN LA MEDIDA DE LO POSIBLE) PARTE I

StressFreeZoneHay muchas cosas que decir en torno a la ansiedad y la forma de tratarla con éxito. Los médicos y terapeutas tenemos nuestra manera de diagnosticarla y la clasificamos en múltiples trastornos diferentes, según su origen y características.

Cómo este es un espacio eminentemente práctico, voy a centrarme en dar algunas claves muy sencillas para que podamos detectarla tanto en nosotros como en los demás, y en el post de mañana una orientación de las diferentes estrategias para abordarla con éxito.

Quiero empezar con una definición general para entender de lo que estamos hablando: La ansiedad es un estado de activación física y/o mental displacentera, que puede darse o no en relación a una situación externa. Puede ser leve o grave y presentarse de manera continua o intermitente.

Los episodios recortados de ansiedad o angustia de alta intensidad son los conocidos “ataques de ansiedad” o de “pánico” y son muy fáciles de diagnosticar. Aunque son muy aparatosos, no son, por suerte, tan graves.

Muy bien. ¿Y ahora que ya sabemos lo que es la ansiedad, ¿Cómo la identificamos? Vamos a ver los síntomas más típicos, pero también otros más sutiles, relacionados con ella. Y para ello primero es…

-Presta atención. A veces no somos conscientes de que estamos ansiosos, nerviosos, incómodos… simplemente porque no nos tomamos un instante para observar nuestro estado físico o emocional en un determinado momento.

Detente y observa. ¿Estoy tranquilo, en calma? O por el contrario siento inquietud, nervios, tensión interna, angustia… Todos estos son palabras que se relacionan directamente con la ansiedad. ¿Puedes detectar alguno en ti ahora, o en otros momentos del día? 

-Síntomas físicos. Me tiembla el pulso más que antes, tengo hormigueos, me sudan las manos, noto palpitaciones, tartamudeo… También puede manifestarse en forma de nauseas, vértigos, boca seca, dificultad para tragar, mareos, diarrea… Pero el más característico de los síntoma físicos, que es: 

-Me cuesta respirar: “Noto como una presión en el pecho”, (a ratos o constante). “No me entra el aire”. “Es como un peso que me oprime… “. Esto me hace suspirar mucho, o respirar entrecortadamente y/o de forma acelerada.

-Todo me da miedo, no me atrevo a hacer cosas sencillas que antes hacía sin pensar. Me siento inseguro.

-Mis pensamientos son pesimistas, percibo todo como un problema, como una amenaza. Me siento desbordado por las cosas, estresado. Salto a la primera, estoy irritable.

-Hago todo rápido, atropellado.

-Cómo con ansia, sin masticar apenas, y a veces más de lo que deseo. La comida me tranquiliza. También lo hace comprar cosas que a veces (la mayoría) ni siquiera necesito. Me alivia durante un rato, igual que la comida, pero luego vuelve la misma sensación

-Bebo más de la cuenta: He notado que busco cualquier excusa para tomar algo con amigos. Bebo vino en las comidas, cosa que antes no hacía, o estoy deseando llegar a casa para tomarme una cerveza. Yo antes no bebía solo o durante el trabajo y ahora me doy cuenta de que lo hago porque me ayuda a tranquilizarme.

-Mentalmente puedo verme torpe. Tengo fallos tontos de memoria, me cuesta centrarme y pensar con lucidez. En ocasiones los pensamientos pueden aparecer acelerados.

-Estoy triste, con bajo ánimo y autoestima (ya vimos en este post anterior que la depresión se relacionaba íntimamente con la ansiedad).

-Duermo mal, me despierto antes de tiempo, o muchas veces durante la noche. No tengo un sueño reparador.

-Y hablando de estar en la cama: no sé dónde se ha ido el deseo sexual…

Bueno, son muchas cosas que pueden indicar “ansiedad”. Pero tranquilos: todas ellas nos pasan a los seres humanos constantemente. Para empezarlas a considerar un problemas tenemos que observarlas como algo mantenido en el tiempo, y con una intensidad fuera de lo habitual. Algo que haga que nos sintamos incómodos y nos impida alcanzar lo que queremos. Por cierto, ¿y qué es lo que queremos? Eso es fácil: ser felices. ¿Acaso estamos aquí para otra cosa? 

🙂

Si te has identificado con alguno de estos síntomas, en el próximo post daré algunas claves útiles y sencillas, como primer paso para atacar a la ansiedad.

Antes he comentado que mañana lo haría pero acabo de revisar la agenda y tengo consulta todo el día, así que es posible que no me de tiempo. Pero el miércoles seguro que lo tenéis.

¡Un abrazo y feliz lunes!

2 comentarios
  1. Buenas tardes!, lo primero, muchas gracias por dedicar tiempo a hacer esta página, seguro que es de gran ayuda para mucha gente.
    Yo ando muy perdida, a raiz del nacimiento de mi hija tuve varias infecciones y problemas de salud leves pero muy seguidos que me hacian encontrarme mal fisicamente, ademas del cansancio y mi nueva vida como madre. El caso es que siempre me encontraba mal a pesar de ir curandome de mis infecciones. Al poco tiempo cuando todo parecia empezar a ir bien comenzó a temblarme el pulso durante todo el dia y a notar hormigueos por el cuerpo, me despertaba de madurgada y no conseguia volverme a dormir, y tenia diarrea todas las mañanas. Despues de varios medicos acabé en el Psiquiatra que me diagnosticó depresion leve y ansiedad, estoy con escitalopram 10, mejoré mucho de ánimo pero sigo con el temblor y los hormigueos y mi cabeza sigue haciendome pensar que tengo esclerosis o algo similar. Es normal sufrir ansiedad sin notar nervios?. Los temblores los noto sobre todo nada mas despertarme, cuando apago el despertador y me asusto mucho. Estoy muy preocupada por si tengo algo grave aun que me han hecho pruebas y todo sale normal.
    Gracias

    • Querida Susana, muchas gracias por compartir tu experiencia con todos. Has hecho muy bien en consultar y ponerte en manos de un profesional. Por lo que cuentas quizá sería positivo añadir algo de terapia específica para la ansiedad como complemento de la medicación que ya tomas y que te ha sentado bien. Plantéate buscar ayuda en este sentido, tanto en la ciudad donde vivas o también ya sabes existe la posibilidad de acceder un profesional de manera online que es muy cómodo igualmente eficaz.

      Aprovecho para mandarte un fuerte abrazo, de nuevo gracias por seguirme y mucho ánimo que al final las ansiedad se puede vencer!

Deja un comentario

Consigue tu libro

BAILANDO CON LA REALIDAD: Historias sorprendentes que te emocionarán.

 

ySinEmbargoTeQuiero: Claves para que consigas la mejor vida en pareja.

¡Nuevo ebook!